Viaje a Inglaterra


He estado en Inglaterra desde el sábado pasado, exactamente en un pueblo del interior llamado Tunbridge Wells a una hora de Londres. Un gran lugar para vivir. Si abriera los ojos y apareciera en esta ciudad, no sabría si estoy en Inglaterra o en Argentina. Este lugar es muy parecido a Buenos Aires. Esto me lleva a confirmar una idea que yo tenía desde hace mucho tiempo: La principal diferencia entre un país y otro, no está en su arquitectura, está en su gente. 

Gracias a mi trabajo me ha tocado viajar mucho por Latinoamérica, Europa (sólo Inglaterra por ahora), Asia (sólo Taiwan). Como alguien me decia, suerte la mía que puedo viajar por todas partes y conocer otros países. La verdad es que no considero que sea una gran ventaja estar viajando de un lado para otro, porque me envían a trabajar, y la verdad que tomarme una foto delante de un monumento no tiene nada de valor para mi. Lo bueno sería estar con mi esposa, mi familia o amigos para compartir el momento, eso haría que no me sienta tan tonto siendo fotografiado junto a una piedra o a un edificio viejo. Con gente querida al lado,  las piedras son sólo un buen pretexto para pasarla bien. 

Tuve la suerte de estar en Antigua, Guatemala y pensé que estaba en Arequipa, Perú. Estuve en Campinhas, Brasil y pensé estar en La Molina. La Paz, Bolivia y Cuzco me parece que están conectadas, así como la ciudad de Guatemala es como San Isidro. No creo equivocarme con esto, incluso cuando estuve en Taipei, un amigo mexicano coincidió conmigo que la calle del Hotel era exactamente igual a la Av Reforma en Mexico, la cual tiene una Zona Rosa que parece Barranco. Lo verdaderamente impresionante y diferente es algo que no se ve, se tiene que experimentar. Las personas y su forma de ser, son la real esencia de cada país de cada ciudad. 

Lo peor que se puede hacer es hacer caso a los prejuicios, tales como pensar que los ingleses son muy flemáticos y serios, que los argentinos son orgullosos o que los brasileños son muy liberales. Si bien hay diferencias culturales que se pueden ven, cada país guarda grandes sorpresas en su gente que valen la pena averiguar y es la real riqueza de cada viaje que he tenido que hacer.

Viajar es bueno, pero conocer gente es mejor. Haganlo cuando puedan pero no viajen solos.


  1. Walter

    Víctor, estuvo muy bueno eso de “Con gente querida al lado, las piedras son sólo un buen pretexto para pasarla bien.”, permíteme conservar esa frase que esta genial!. No he viajado mucho fuera del país pero concuerdo contigo de que la diferencia esta en la gente. Y a propósito de tus viajes, una pregunta, ¿Si juntamos todas las millas que has volado ya llegas a la luna?




Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: