T-mobile tuvo el primer servicio adictivo de la historia de los móviles: The Sidekick. Una especie de comunicador universal que fue el primero en traer mensajería electrónica en tiempo real con sus servicios de correo y chat.

T-mobile ha anunciado que el servicio Sidekick dejará de funcionar el 31 de mayo (http://www.cnet.com/8301-17918_1-20037374-85.html?tag=cnetRiver) lo que nos presenta dos cuestiones bastante relevantes al día de hoy.

La primera y mas importante es que debemos recordar que Danger (el fabricante original del Sidekick) fue comprada por Microsoft hace algunos pocos años. Inmediatamente a esta operación, se especuló sobre la salida de un “super” Sidekick con Windows Mobile o algo parecido que entusiasmó al mercado al menos por unos días. Después de mucho tiempo, Microsoft lanzó al mercado el efímero KIN. Recordemos que Microsoft ya había anunciado la estrategia de Windows Phone 7, lo que dejaba al KIN en el medio de Windows Mobile y WP7 pero sin ser nada de los dos. Al igual que el Sidekick, KIN estuvo basado en servicios en la nube para el manejo de contenido multimedia y redes sociales, pero sin mensajería instantánea. PLOP. Es como ir a la guerra sin pistolas ligeras. Desde aquí la historia es conocida, Kin no tuvo éxito comercial y tuvo que ser retirado del mercado en tiempo record, aunque aún por ahí debe haber alguno en algún almacén de T-mobile.  Fin de la historia y el fin de los Sidekick. Para muchos, esta experiencia debe ser suficiente para que Microsoft no vuelva a comprar a un fabricante de teléfonos. Me incluyo. Así que Nokia, ten cuidado.

La siguiente es que si nos fijamos bien, Sidekick era muy similar a Blackberry, pero para el sector masivo. Si ahora Blackberry tiene como una de sus fortalezas el servicio de correo y la mensajería instantánea, Sidekick le sumaba a todo esto un diseño que , a pesar de ser grande, agradaba a la juventud. No es raro ver a los Sidekick en películas (Devil wears Prada) o videos musicales. Y justamente este es el punto débil de Blackberry, equipos. Entonces, si Sidekick con los mismos servicios y con teléfonos algo mejores no se ha podido mantener a flote, entonces Blackberry tiene que cuidarse y mucho pues ellos tienen casi las mismas condiciones. Si revisamos la oferta en telefonía móvil, tenemos teléfonos muy avanzados y a a buen precio, junto con planes de datos cada vez mas atractivos para nuevos usuarios. Antes tener un Bold era toda una novedad, ahora un Torch pasa desapercibido. La gran ventaja competitiva de Blackberry y que lo hace resistir la competencia tan agresiva, es que es un equipo muy fácil de usar. Esta es su verdadera ventaja.

Android, Wp7 y otras alternativas menores como Samsung (Bada) traen como propuesta brindar servicios de interacción a los teléfonos y para eso se sirven de las redes sociales y demás cosas de moda. Podemos decir que cualquier alternativa nos brinda el mismo acceso a las mismas aplicaciones, incluso corporativas. Entonces, la diferenciación se tiene hasta ahora en el hardware, por ejemplo: Motorola Atrix es algo que da ganas de comprar, y no por su Android 2.3.  Asimismo, con la inclusión del HTC salsa, vemos que Android ha empezado a cubrir algunos form factor que no tenía hasta hoy y que supone que incluso en ese aspecto se iguale la oferta con otros ecosistemas.

Ahora, si tendría que decidir sobre un aspecto clave sobre el cual fijar toda la estrategia, tendría que ir por la simplicidad, algo que tanto Android como WP7, incluso Bada, tienen que mejorar. Blackberry tiene esto ya cubierto, así que su tarea está mas en el campo de hardware y OS.

Para nosotros los usuarios finales, la oferta y el marketing nos están llevando en muchos casos, a elegir tecnologías menos flexibles pero más fáciles de usar. Entonces parece claro, que la clave está en ofrecer tecnología “for dummies”, como lo hace Apple. Ahora, nuestro deber está en que debemos exigirnos un poco para buscar esa misma facilidad en todos los equipos que  tenemos en el mercado y hacer correctamente el juego del costo/beneficio.

Sidekick era, para muchos, la base que necesitaba Microsoft para competir con Blackberry, pero no fue asi, pues se perdió la facilidad de uso. Ahora, los fabricantes que ya tienen tecnología deben trabajar con los dueños del ecosistema (Google y Microsoft) para brindar la facilidad de uso que hace falta para que el mercado pueda decidir correctamente.




    Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s



%d bloggers like this: