Cloud Computing: cómo exprimir la nube en nuestro beneficio


La nube es algo mas que tener una cuenta en Hotmail, Dropbox o Gmail. Hay mucha complejidad oculta y por una razón: proteger la experiencia de usuario, la verdadera palabra de moda.

Quiere decir que es cada vez mas simple que tengamos acceso a una cuenta de correo con capacidad de sincronizar nuestros contactos, calendarios y demás con nuestros teléfonos, computadoras y demás, y lo mismo sucede si queremos compartir archivos, fotos y todo eso. Las Redes sociales, son otro ejemplo de los servicios  que nos permiten almacenar y compartir información.

La computación en la nube es un poco mas que eso, pero eso de la simplicidad es lo que realmente la mueve y ahora veremos de que se trata realmente.

Podríamos decir que hay dos tipos de servicios “Cloud”, los que ya están listos para comer, y los que vienen crudos.

Los que ya vienen listos, son todos los que vemos a diario como pueden ser Gmail, Hotmail, Dropbox, Box.net, incluyendo también todos los servicios de redes sociales. Son tan fáciles de usar y tan convenientes que podemos acceder a nuestra información en múltiples computadoras, incluyendo smartphones  de forma fácil y segura. Las redes sociales serían el punto mas débil en el tema de seguridad pero paradójicamente son los mas usados.

Los crudos son servicios donde el proveedor ofrece elementos básicos para que uno construya un servicio a medida. En este grupo tenemos a Google App Engine, Amazon Web Services, Microsoft Azure. Inclusive podríamos identificar a servicios crudos de “segundo piso” que ofrecen mas componentes de software que uno puede utilizar. Mientras en los de “primer piso” tenemos que pagar por procesador, disco o transacciones, en el de “segundo piso” usualmente pagamos un fee mensual por usuario. En los de “segundo piso” tenemos casi de todo pero el foco principal es en labores críticas de las empresas como son contabilidad, gestión de recursos, ventas y cosas por el estilo. Obviamente los nombres en los de “segundo piso” son menos conocidos porque se orientan a un mercado objetivo específico, incluso  puede ser que seamos usuarios de sistemas como estos sin darnos cuenta.

Siendo extremos diríamos que hay también servicios corporativos “out of the box” pero sinceramente una solución para todo el mundo no creo que funcione bien. Las hay, pero de alguna manera deben permitir algún  nivel de personalización.

Ahora, es posible que querramos controlar todo absolutamente en lugar de alquilar, para lo cual podemos crear nuestra nube personal dentro de la empresa o en nuestras casas. Todo vale y depende de los niveles de seguridad y disponibilidad que querramos lograr y los niveles de gasto que podamos manejar.

En el nivel personal, tenemos buenas alternativas en los discos duros conectados a la red o NAS. He revisado personalmente las opciones de Buffalo, Synology y Qnap y han probado ser muy buenos, especialmente los dos últimos que permiten instalar aplicaciones. Es como tener tu propio Google Apps en casa.

En el corporativo, es empezar todo desde cero porque tenemos que implementar el centro de datos que puede ser interno o alquilado, el software y todo lo demás. Es como cualquier otro proyecto interno de software, donde la única diferencia es la orientación de que pueda ser utilizado desde cualquier sitio.

El Internet es el que hace posible todo esto pues hoy transferir un archivo de 10 Mb ya no demora tanto como hace 1 año sin importar si estamos en la oficina o en un Starbucks.

Ahora, el problema con estos servicios, cuando los tomamos de la nuble pública, nos crean dependencia pues una vez que empezamos a registrar información es muy difícil luego cambiar de proveedor. Es como mover todos nuestros contactos de Hotmail a Gmail, no hay forma segura o fácil de hacer eso. Y es por una razón.

El objetivo de los servicios basados en la nube que son gratuitos es hacernos dependientes de tal forma que eventualmente estaremos dispuestos a pagar por alguno de los servicios “plus”, o simplemente somos parte del cuerpo masivo que luego el proveedor vende a las compañías de publicidad.”There’s no such thing as a free lunch” es cierto pero podemos sacarle la vuelta. Es complicado pero debemos tener siempre en cuenta que todo lo que sea gratis significa que tenemos que hacer un backup semanal. Y por supuesto, elegir bien las ventajas de cada servicio antes de empezar a registrar todos nuestros datos.

Esto es mucho mas importante en el mundo corporativo, porque los servicios Cloud, ya sea de primer o segundo piso, requieren de ciertos procedimientos “propietarios”. En el caso de los de primer piso, es muy común que cada uno tenga su propio formato de base de datos, además que los componentes de software deben cumplir con ciertos frameworks que significan horas de desarrollo y por lo tanto dinero. En los de segundo piso nos ahorramos todos esos problemas en el la arquitectura de la solución, pero igual estamos obligados a utilizar un framework único, a modo de API, que tenemos que utilizar para que nuestra aplicación sea realmente nuestra. Es decir, la palabra “migración” aquí simplemente es sinónimo de pesadilla.

Solución? un sólo estándar para el desarrollo de componentes. Es decir, podríamos estandarizar todos los procesos de lógica de negocio, y algo mas, de cada empresa y tenerlos disponibles en varios lenguajes para que luego podamos cambiar de nube reutilizando la mayor cantidad de código posible. Suena complicado pero posible. No es la solución completa, pero ayuda, principalmente porque los servicios de nube de segundo piso  lo que realmente nos están brindando es la inteligencia que han elaborado y que nos la brindan como API o SDK para el desarrollo rápido de aplicaciones.

La conclusión lógica que puede haber de todo esto es que las nubes para soluciones corporativas son una buena opción pero no para procesos críticos de negocio, que aún se mantienen “in house”. Es por eso que los servicios mas populares que se tienen son los de CRM o gestión de ventas, que es un proceso muy cambiante que necesita ser ubicuo y altamente disponible. Los sistemas de recursos humanos también sonaron bien pero no pegaron demasiado.

Entonces, para las nubes gratuitas, busquen una que tenga todo lo que necesitan, incluyendo la capacidad de sincronizar info con sus telefonos (eso es clave)  y no se olviden de hacer copias locales regularmente.  para las nubes corporativas, elijan el proceso mas cambiante que no sea el crítico del negocio y empiecen a ordenar su código.

 




    Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s



%d bloggers like this: