¿Por quién vas a votar?


Este año se tendrá que elegir a un nuevo presidente del Perú y ya nos cae todo el peso de las campañas que tratan de ganar nuestras preferencias, donde lo más notorio son los ataques a las calidades de los candidatos.

De forma increible, la situación en el Perú se encuentra expectante aunque después de haber estado en la situación de tragedia que pasamos en los ochentas, casi cualquier mejora se ve más que bien. La realidad es que no hemos terminado de salir de la situación expectante, y que estamos aún muy lejos de ser una real estrella del desarrollo. Mal no estamos, pero deberíamos estar mejor.

Durante todos estos años post paquetazo algo se ha hecho bien que incluso ha resistido todos los casos de corrupción, violencia y demás pestes que puedan achacarse al aparato estatal. Sin declarar a nadie culpable o inocente, el saldo sigue siendo a favor del Perú pero no por mucho tiempo.

El responsable de la continuidad que mal que bien hemos tenido no ha sido el pueblo a pesar de que es en las elecciones que se manifiesta su voluntad para optar por una opción de gobierno, mas grande ha sido el miedo al ridículo el que ha movido a nuestros gobernantes, el temor de malograr algo que estaba a punto de romperse. Fujimori combatió el shock promovido por Vargas Llosa y sin embargo tuvo que salir Hurtado Miller a pedir que Dios nos ayude. Toledo y Alan mantuvieron la situación obtenida a pesar de que se llenaron la boca criticando al gobierno que sacaron casi por la fuerza. Ollanta tuvo que reconocer que todo lo que gritaba con el polo rojo era inaplicable ya que “una cosa es con guitarra y otra con cajón”.¿Se cumplió con la voluntad popular? parece que no.

La peor consecuencia de elegir el mal menor es que dejamos en un segundo plano los planes de gobierno y por sobre todo, las estructuras partidarias. En los últimos años ha sido mas que evidente que no basta que un Presidente ejerza su don de mando si es que no tiene una base de operadores políticos en áreas clave, de lo contrario se da lo que vemos en aumento: protestas violentas y muchas de ellas injustificadas donde grupos de interés aprovechan para aumentar su presencia tal como ha ocurrido con los movimientos de izquierda protestando contra proyectos mineros. Se nota el interés pues las operaciones mineras ilegales no genera ningún tipo de protesta de los mismos grupos.

Entonces, si centramos nuestra atención en estructuras partidarias y planes vemos que construirlas es realmente el reto y que es el tiempo y el trabajo es el que nos garantiza resultados. Formar una estructura partidaria y planes después de lograr el poder es una aventura que ya vivimos y que ya no deberíamos repetir. La figura del “outsider” es simplemente eso, una figura inventada porque en realidad se trata de un candidato que representa el mal menor ante opciones de miedo. Es cierto que también cae una nube de desconfianza sobre las estructuras partidarias cuando recordamos la que se impuso en los ochentas donde incluso podían “poblar” puestos de trabajo en entidades del Estado.

Es por todo esto que nuestra atención debería estar en las capacidades alrededor del candidato a fin de identificar la fuerza de su estructura partidaria existente o en formación y la coherencia en los planes. También se debe prestar atención a la experiencia, pues ya todos sabemos que muchas ideas buenas se pierden en las marañas de procedimientos y reglas que fija el trabajo estatal.

En conclusión, si te gusta algún candidato, fíjate en estos aspectos y en ese orden:

  • Tiempo recorriendo el país. Lima no es el Perú
  • Estructura partidaria nacional. Se necesita tener gente de peso en cada región importante para evitar casos como Cajamarca, Bagua o Islay
  • Equipo de trabajo. Y no solamente a vicepresidentes o ministros, los congresistas también importan y sobre estos últimos más importante que su cantidad es su calidad
  • Propuestas. No te engañes, muchas veces las promesas quedarán de lado, pero al menos el candidato debe poder sustentarlas de forma consistente. Si hay titubeos quiere decir que no ha hecho la tarea

Aléjate de un candidato, si pasa algo de esto:

  • Tienes el regalito o el póster y no sabes explicar tu voto
  • Te quedas escuchando el discurso y luego no te acuerdas la propuesta
  • Si lo que más recuerdas son los regalos, subsidios y no escuchas planes de inversión
  • Si escuchas recetas mágicas que se basen en un sólo sector ( inseguridad – mas policías, corrupción – penas mas altas, reactivación económica – mas gasto, etc). Por lo general, todos los problemas requieren soluciones de varios sectores.

Mi recomendación para el Congreso es aprovechar los últimos días del voto preferencial para elegir realmente a quienes te gusta y si es de un partido diferente, mejor.

 




    Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s



%d bloggers like this: