Posts Tagged ‘elecciones’


Esta es la frase que muchos políticos que apoyaron el cierre al Congreso utilizaron para coincidir con el presidente Vizcarra y que los resultados electorales de este Domingo han venido a confirmar. Pero no de la manera que todos esperaban.

Primero, la mas grande conclusión es que la política ya no se define en Lima. Resultados como el de Unión por el Perú y Frepap demuestran que no hace falta ser muy efectivo en Lima para dominar el Congreso. Cierto que Acción Popular sacó la primera mayoría, pero ya se anuncia la alianza de Frepap con Fuerza Popular lo que voltearía la torta fácilmente.

Segundo, pareciera que el Pueblo no estuvo de acuerdo con el cierre del Congreso. Esto al analizar la victoria de Acción Popular y de otros partidos contrarios al cierre, y si vemos a los partidos de menor votación, encontramos a muchos que iban a favor del cierre congresal. La presencia de opciones dispares como Unión por Perú y Frepap mas bien parecen indicar una protesta contra todo el sistema político actual, una forma de decir que lo que gritan los políticos no viene realmente del Pueblo.

Tercero, El Perú ha demostrado ser conservador o al menos eso parece. Nuevamente, los que mas promueven medidas progresistas están muy bajo o no están. Ahora falta que veamos la posición de los nuevos grupos en temas como Enfoque de genero, cambios a la Constitución, y otros temas que hasta hoy eran bandera del gobierno, aunque en algunos casos ya sepamos como se comportarán.

Cuarto, El sistema político es simple pero los medios lo complican. Esto será materia de otro Post, pero básicamente, las elecciones congresales no son una gran elección nacional, son muchos procesos regionales. Por esta simple razón presentar un resultado a nivel nacional es simplemente inútil y sobre todo confuso, ya que no reflejará la composición final del Congreso. Es por esto que, por ejemplo, el Partido Morado saltaba de alegria al ver los resultados a nivel nacional, pero al llegar la composición congresal, se estrelló con que tenía menos congresistas que incluso Fuerza Popular.

Quinto, votar según las encuestas y cálculos nunca más. Era común escuchar a periodistas ofreciendo estrategias para “hacer que el voto cuente” donde se sugería que el elector debía elegir entre partidos con mas chance de entrar, a la vez que castigaba a los partidos grandes o aquellos con listas de gente discutida. Frepap y Unión por el Perú es una muestra que esas sugerencias no sirven, que lo mejor es que la gente elija según sus preferencias sin fijarse en cálculos o encuestas o incluso en los problemas legales que puedan tener los líderes o integrantes de una lista, algo que lleva a pensar que las trabas legales a los candidatos son inútiles. Lo mejor es que si queremos escuchar al Pueblo debemos dejar que elijan sin restricciones.

Finalmente, lo mas importante es que los grupos que mas salieron a las calles no fueron los mas favorecidos. Quizá se expresaron de otra manera, pero en los mítines no se les vió, y eston son los que obtuvieron mas de la mitad del Congreso: Acción Popular, Unión por el Perú, Alianza por el Progreso y Frepap. Así que no te engañes, lo que ves en la TV de gente protestando, no necesariamente representa la voz del Pueblo.

Un Congreso partido con grupos de ideas algo dispares es simplemente la demostración que no tenemos un plan claro como país, que los que mas gritan han querido fijar una agenda invocando la voluntad del pueblo y que no es tal, y que los medios nos comunican las cosas mal. La falta de tiempo ha hecho que este proceso sea una decisión visceral mas que pensada pero aún con validez. La necesidad de educar y plantear unidad en temas simples pero fundamentales ha empezado y se podría expresar de la siguiente manera: “la razón no es de quien habla mas fuerte”.


Casi a diario se escucha a los candidatos quejarse sobre sus posiciones en las encuestas poniendo como excusas los métodos y procedimientos de éstas. Pues si bien hay gente que puede hacer cualquier cosa y presentarla como encuesta, los estudios serios siguen una rigurosidad científica que es casi común a todas.

Primero, debemos entender que es la disciplina Estadística la que está detrás de estos procedimientos y parte de la idea es que el comportamiento de una población sigue un comportamiento definido. Esto suena a algo mágico, pero la Estadística es todo menos brujería, lo que sucede es que a pesar de los cambios que puede una decisión puede experimentar no es tomada totalmente al azar, sigue un patrón o distribución. Lo importante aquí es “conocer” a la población que vas a estudiar y esto se logra simplemente realizando muchos estudios. Es por eso que más confianza da es una encuestadora que tiene mas tiempo en el mercado, porque han tenido tiempo para “ajustar” la distribución o el modelo a la población que estudian. Con esto, entonces, tenemos claro el primer paso: Identificar la distribución para el modelo.

El primer paso es super importante, porque la Estadística desde aquí exige un procedimiento riguroso que casi es seguido por todas las empresas. El siguiente paso es definir con que exactitud queremos realizar el estudio. Para los que hemos estudiado ingeniería se trata de establecer el valor de alfa, o porcentaje de error. Normalmente este valor de fija a 5% pero depende del tipo de estudio se puede aumentar o tal vez bajar. Significa que un valor obtenido en el estudio puede ser 5 puntos mayor o menor. Es tan importante este proceso por la sencilla razón que nos permite definir el tamaño de la muestra. Y aquí tenemos que detenernos:

  • El factor de error (alfa) es quien define cuál es el tamaño de la muestra que debemos tomar dada una distribución.
  • Es posible que una determinada distribución genere un tamaño de muestra muy pequeño para un mismo nivel de error. Esto es lo que cada empresa encuestadora tiene como su clave de negocio. Una encuestadora seria ajustará su modelo para hacer dos cosas: parecerse lo más posible al comportamiento de la población, y que requiera muestras pequeñas para la realización de estudios. En mi experiencia todo esto depende de la experiencia de cada empresa.

Con esto completamos el segundo paso: Establecer el nivel de error y por lo tanto, el tamaño de la muestra.

Comenzamos aquí un tipo de trabajo que se llama diseño de experimentos, donde lo que se busca es capturar el comportamiento de la muestra con la mínima de interferencia. Es por esta razón que normalmente no vemos a los famosos encuestadores por la calle vociferando. El hecho de que el encuestado  sepa que está en una encuesta es una razón para invalidarla pues puede generar que la persona no revele su real comportamiento. Si bien es cierto que es casi imposible, hay métodos para minimizar éste impacto y que también depende de la experiencia de cada empresa.

Finalmente, se hace un control de calidad de los resultados para lo cual también hay métodos establecido por el diseño de experimentos, a fin de comprobar que los resultados corresponden a la distribución o el modelo fijado desde un comienzo. Es posible que ciertos resultados sean rechazados y hay fórmulas para identificar  “datos manipulados”. Lo mas común es hacer este  control por zonas pequeñas para facilitar el trabajo.

Así que para matar todos los comentarios raros de políticos picones que se escucha por los medios debemos decir:

  • El tamaño de la muestra no afecta la calidad de los resultados. Una encuesta hecha a 1000 encuestados no es necesariamente mejor que una hecha a 500.
  • A fin de evitar desviaciones, los encuestadores son por principio “casi” invisibles, a menos de que se trate de estudios particulares como “simulaciones” con votos pero se realizan por lo general faltando poco tiempo para elecciones. Cuando dicen “No veo a los encuestadores” es mas bien una buena señal.
  • “En la calle veo otra cosa” es una expresión que depende de la concentración de las tendencias en una población. Con 0.001% puedo llenar un estadio y eso significa que he sido eficaz en juntar a todos mis simpatizantes. Un gentío no es una tendencia
  • “No tengo plata para pagar a las encuestadoras” Un estudio si esta bien hecho sirve para todos los candidatos y además están bajo supervisión. Un estudio mal hecho no sirve para convencer a la población simplemente para engañar al ego del interesado.
  • “Los resultados no valen. Yo estaba bajo y al final gané”. Los resultados de una encuesta son una foto del día, no se trata de un pronóstico. Su valor depende de la época en la que se realizó el estudio y permite analizar las acciones que hemos desarrollado y evaluar su utilidad para la causa. En ese punto, mas importante que un resultado es la tendencia para lo cual se necesita mas de un resultado.

Finalmente, mi recomendación es comparar los resultados, porque, como ya les expliqué, cada empresa tiene cierto valor en su experiencia así que cada una tiene valor por si mismo. Además, mas importante que el resultado, es la tendencia.

Tengan en cuenta todo esto porque la ciencia sirve para algo, así que no es justo que ignorantes falten el respeto a gente que ha estudiado y siguen un proceso científico.





%d bloggers like this: