Como ingeniero de sistemas uno quiere ver la tecnología última aplicada en todos lados pero la realidad dice que cada empresa hace lo que puede o lo que mejor le acomoda de acuerdo a un plan que no se rige a como salen productos nuevos sino a un tema de beneficios, y otras que se manejan bajo el ya conocido “si funciona, no lo toques”.

Migrar a la nube ahorra costos y otros beneficios que ya leímos. En esta serie vamos a ver algunas estrategias para que empieces tu camino hacia la nube evitando todos los problemas que le pasan a otros por una simple razón, tienes que ahorrar dinero porque tus servidores no te van a durar toda la vida.

Empecemos por la parte obvia. Eres una empresa importante que tiene sus datos en servidores locales porque tu información es “sensible”. Esto se suma que es un hecho de que tu información “sensible” sea también “gigante”.

Razón 1: Información Sensible/Gigante

Si este es tu caso, tienes un caso porque tu “nube” debe ser de otro tipo. Asegurar que esos datos no se pierdan requiere que tengas además de tu plataforma local, varios métodos de contingencia donde al menos uno sea un sitio “En caliente” es decir que vaya en paralelo a tu sistema en producción. Y ese es todo otro tema y otro tipo de “nube”.

Igual no te escapas de la nube porque la idea es que el acceso a esa información sensible y super respaldada debe ser transparente y segura para los demás aplicativos. Y en ese caso la nube tradicional viene al rescate.

Nube tradicional

Es tradicional porque ya estás interactuando con este tipo de nube, son aquellos proveedores que te dan enlaces privados entre puntos remotos. La clave aquí es que por mas que tus servidores críticos estén en el mismo edificio, se debe tratar como un sitio remoto. La nube privada es para proteger tus reglas de acceso a la información, considerando que el robo de información se da principalmente por usuarios internos.

La nube no es solamente el dibujo, también es una estrategia de desarrollo de aplicaciones. La nube significa que debe haber una capa de software que controle absolutamente todo. Lo que se llama Middleware viene justo aquí y en algunos casos implica copia de la información de forma temporal. Lo importante es que esa capa vaya a un espacio separado y controlado porque son las llaves a tu información, y que todas las aplicaciones pasen por ahí.

Es tradicional porque ya lo vienes haciendo al contratar enlaces privados, solamente con la anotación que también deberías tener una capa de aplicación en un espacio para que te sirva de Middleware. De ninguna manera todo junto y menos en el mismo espacio.

¿No lo tienes así? entonces puedes empezar con servicios nuevos y el primero que deberías poner es uno AAA (Autenticación, Autorización y “Accounting” o reportes). Para que controles quienes ingresan, a qué están ingresando y finalmente, ver que actividad tuvo.

Si todo esto te puso a pensar, en el siguiente artículo veremos otros escenarios y estrategias. Te darás cuenta que aún ni comenzamos con los proveedores de Nube, y es porque debes saber antes lo que tienes que pedirles.


Advertisements

Recuerdo cuando Blackberry empezó con sus teléfonos comunicadores con teclado y como la gente los utilizaba a pesar de otros equipos ofrecian mejor pantalla, o mejores apps. Era realmente necesario.

Los teclados en pantalla no eran tan buenos, y si habían equipos Windows Phone o Android con teclado, no tenían el nivel de seguridad que había en Blackberry, cuando funcionaba, porque era normal tener que sacarle la batería de cuando en cuando.

Es cuando Apple decide que el teclado físico no es necesario y cambia todo con el lanzamiento de iPhone. La industria “decidió” y significó el fin del teclado y posteriormente, del lector de discos, y últimamente del conector de audífonos de 3,5mm. ¿Quién dijo que era mas importante para los consumidores?

Reconozco que sacrificar el teclado físico con tal de tener un iPhone es algo que yo también hice, y así muchos hemos aceptado una laptop sin lector, o sin pantalla táctil, o un teléfono sin el conector de audífonos. Ahora hay que preguntarnos si ese sacrificio valió la pena.

Samsung Fold prometía ser un teléfono con una pantalla que se podía doblar como un taco y con una pantalla adicional en la parte posterior, algo que otras empresas ya habían presentado, pero que no habían generado el despliegue de medios del gigante coreano. Con un precio de casi el doble del teléfono “regular” mas caro, demuestra que no todo lo nuevo es mejor ya que los comentarios de los periodistas especializados con acceso a muestras fueron poco alentadores, sobre todo en los daños que se presentan en la gran pantalla que se dobla, y aún falta preguntarnos aspectos básicos como duración de la batería, calidad de la llamada, calidad de la cámara y demás aspectos básicos. ¿Valió la pena adelantarse a lanzar este teléfono? Pues ya veremos.

La responsabilidad regresa al mercado, porque es aún el consumidor el que acepta o no comprar un teléfono o cualquier otro artefacto con las características que “define” la industria.

La próxima vez que compres, pregúntate si realmente vas a aprovechar las funciones que te venden, no por ahorrarte algo de dinero, sino porque es tu derecho y es mejor ejercerlo.


Recuerdo cuando Netflix era una novedad al dejar su modelo de envío de discos por correo y pasar a un modelo totalmente streaming, se veía como un salto al vacío o a la extrema confianza en una tecnología que tenía en ese entonces a Youtube en su abanderado.

El modelo nuevo resultó siendo un éxito, pero nada se comparó al momento que lanzaron “House of cards”, el momento en el que realmente se definió el éxito de Netflix mediante una jugada que hoy se ve evidente: Contenido propio. Hasta se dieron el lujo de rechazar al festival de Cannes cuando sus películas no se estrenaban en el circuito “convencional”. El día de hoy casi todos los títulos de su lista Top 10 tienen el sello “A Netflix film”. Pues bien ¿Qué pasaría cuando el dueño de una buena parte del contenido de Netflix se interesa en el negocio? y ¿Qué pasaría si ese contenido revienta las salas del circuito de cine “convencional”?

Disney + ya anunció su salida para este año con dos puntos clave: subscripción mas barata y que su contenido ya no estará disponible en Netflix. Traducción: podrás ver todas las películas de superhéroes pagando menos, y las de dibujitos y las de Star Wars y todas por las que pagaste con gusto para verlas en el cine. Suena como la apuesta ganadora pero nos regresa a un problema que ya parecía superado: El problema del cable.

En el servicio de cable actual que ya parece morir, hay canales con contenido original que hay que contratar aparte, o Pay-per-view y así. Disney+ podrá tener a todos los superhéroes pero no tiene ni tendrá “House of cards” ni “Bird box”

Netflix ya dijo que no está preocupado, pero debería porque mientras iTunes+ es nada de competencia, Disney+ es todo. Siempre cae bien ver Ironman o Star Wars luego de unos capítulos de Explained o Abstract hasta que tenga que decidir solo por uno.

En Estados Unidos aún hay una pelea entre Hulu, Crackle, Amazon video y otros que funcionan bien con Roku pero para el resto del mundo no existe otro mas que Netflix hasta ahora. Disney+ tendrá que subir esa escalera pero tendrá menos problemas porque son dueños del contenido. Netflix tendrá todo ese tiempo para pensar su estrategia y si bien ya tiene lo del contenido original y disponibilidad geográfica, le faltaría modificar la última: precio.

¿Qué pasaría si en lugar de decidir puedo tener los dos? Dado que los catálogos parecen ser distintos valdría la pena, algo que no ocurre con los otros servicios.

¿Estará dispuesto Netflix a ajustar su estrategia de precios?

¿Una subscripción de sólo contenido original Netflix?

Depende del precio que en lugar de una pelea sea un compartir.


Apple acaba de anunciar su estrategia de servicios basados en contenido, pero lo más interesante es que ha potenciado su medio de pago Apple Pay con el lanzamiento de Apple Card, una tarjeta de crédito a su estilo.

Reportes de gastos en tiempo real, total seguridad para compras por Internet con todas las herramientas conocidas para proteger la identidad y la integridad de la transacción, sin portes y un programa de incentivos muy interesante. Lo que todo el mundo quiere en una tarjeta de crédito.

Además, abre la posibilidad de ser una forma de identificar a los verdaderos “clientes” de Apple. Si bien es cierto que ya Apple ha adelantado que no van a enterarse de la información de compras, será muy fácil saber cuántos productos Apple tiene alguna persona. Hoy ya se sabe eso pero habría que consolidar varias fuentes, o varios Apple IDs.

Tenemos que ver que tan fácil es conseguir una, teniendo en cuenta que la tarjeta esa es emitida por un Banco en Estados Unidos. Es importante ver que tan rápido se extiende a otros países, o si se concentra en los mercados clave y en las personas clave.

Apple no ha sido un proveedor de tecnología masiva como Samsung o Microsoft, siempre ha apuntado a una élite ya sea de conocimientos o de dinero, y ahora con la tarjeta puede poner una marca a los que son Apple y los que no.

Si bien los productos anunciados hoy por Apple parecen llegar algo tarde, lo principalmente demorado es el tema de las licencias por el contenido que ofrecen. A Netflix le costó un montón de tiempo y dinero tener un catálogo global , y hasta ahora debe ser un dolor de cabeza gestionar un catálogo diferente por país. Ahora imaginen ese mismo problema para los catálogos de series y películas, para el contenido de canales de cable, para las revistas, para los juegos, y para los bancos que gestionen localmente la Apple Card. Es un esfuerzo tan grande que totalmente justifica una estrategia de ir por los verdaderos clientes, aquellos mercados que realmente se ajustan a la filosofía Apple de hacer las cosas, como Australia con su 99% de penetración de Apple Pay.

Por todo esto, ya no parece ser tan evidente cual es la competencia de Apple, mas bien parece una estrategia de identificar que mercados son los que vale la pena explotar, identificar a esos usuarios de Apple que aceptan el ecosistema y que realmente gastan en hardware de Apple y ahora lo harán en servicios, todos identificados por una tarjeta de crédito.

Así que no te desesperes, si no llega Apple Pay y Apple Card a tu país, puede ser que no seas el cliente que Apple desea. Mientras tanto sigamos siendo felices con Netflix


¿Qué hacer ante tanto robo? La respuesta de las autoridades ha sido la instalación de cámaras de “seguridad” o aumentar el número de serenos en la calle, hasta el colmo de prohibir que vayan dos en una moto. En un mundo ideal pondríamos un policia en cada esquina, pero debemos reconocer que los recursos disponibles son escasos, así que debemos elegir bien lo que debemos pedir para aumentar nuestra seguridad.

Antes de seguir, recordemos los momentos de un evento de seguridad:

  • Prevención: Todo lo que hacemos para que no nos ataquen en la calle o en nuestras casas. Para esto contratamos vigilantes, controles de acceso, rejas y nos quitamos el reloj bonito antes de salir a caminar
  • Protección: En el caso de que nos ocurra algún evento de seguridad, la actitud que ponemos ante el malhechor.
  • Reacción: Una vez que hemos sufrido el ataque, todo lo que hacemos para minimizar las pérdidas y evitar eventos futuos.

El Antes, Durante y Después para ser más prácticos y que claramente muestra que EN DOS DE LOS TRES MOMENTOS YA SUFRIMOS UN ATAQUE. Esto significa que para poder vivir sin sobresaltos, nuestra atención debe estar en la Prevención.

El gran problema es que confundimos Prevención con Disuasión. Por ejemplo, ante un robo lo primero que se nos ocurre es pedir casetas de vigilancia o la instalación de cámaras cuando estas medidas no previenen ya que la Disuasión es un tema muy subjetivo. Ejemplo, las grabaciones de robos en la calle son en las zonas de siempre y sólo en algunos casos, personal de seguridad pudo intervenir para evitar el ataque. En conclusión, las cámaras no disuaden y no siempre intervienen en un ataque en progreso. Para los elementos de seguridad es todo lo contrario pues pueden contar un número mayor de intervenciones, pero eso no nos da seguridad.

En suma, nuestro foco debe estar en la prevención pero bien entendida ya que no debemos afectar nuestro estilo de vida. Suena utópico pero la herramienta mas fuerte es la educación y la verdadera disuación es la aplicación de una sanción efectiva fuerte. Entre tanto, debemos evaluar acciones que realmente prevengan sin pensar en la disuación. Aquí unos ejemplos de acciones de Prevención.

AcciónEvalEtapaObservación
Cámaras de seguridadNODisuación A menos que se trate de control de acceso, es muy difícil que sirva para prevenir o disuadir
CasetasNODisuaciónUn vigilante en una sola zona no disuade
Coordinación entre vigilantesSIPrevenciónEl trabajo conjunto si previene. La mayoría de condominios tienen vigilantes que pueden informar a la autoridad
Prohibición de
parqueos callejeros
SIPrevenciónReduce la posibilidad de ataques callejeros
Enrejado de callesSI – ExtremoPrevenciónPreviene pero restringe la libertad de tránsito
Control de acceso en edificiosSIPrevenciónPuede ser mediante vigilantes o mediante tecnología

Estos son algunos ejemplos de acciones que se pueden tomar para aumentar la seguridad. Ahora, ninguna de estas medidas son mágicas.

Quizá el cuarto punto que falta para nuestra evaluación de los eventos de seguridad es: Política de seguridad. Significa que se debe establecer un plan de criterios básicos que rijan las actividades de los agentes del sistema de seguridad. Comenzar a aplicar acciones de seguridad sin una política sólida nos podrá dar resultados al inicio pero a la larga generará nuevos problemas. El ejemplo claro de esto son las calles enrejadas, donde puede ser que reduzca robos, pero luego restringe el paso de ambulancias o de bomberos, incluso, con los nuevos controles, estas rejas ya no pueden cerrarse, regresando a la situación inicial.

La seguridad en la calle y en nuestras casas no es un conjunto de medidas aisladas y así como las autoridades deben tener una estrategia, también nosotros, así que empecemos a pensar bien lo que pedimos para sentirnos seguros.


En estos momentos se está realizando el Mobile World Congress de Barcelona, quizá el evento mas importante en el mundo de las comunicaciones inalámbricas debido a que se juntan los ejecutivos de las empresas Operadoras con los proveedores de tecnología. Es decir, mas que tecnología, la cosa es llenarle los ojos a los ejecutivos.

En el mundo “wireless” hay dos eventos grandes: CTIA y el MWC. CTIA está dirigida a ingenieros y por lo tanto es eminentemente técnica mientras que el MWC es un evento dirigido a los directores y plana mayor de las empresas Operadoras, por lo que es básicamente comercial. Es por eso que todas las luces de las cámaras apuntan a Barcelona, porque están tratando de encandilar a los que toman las decisiones, y esto te afecta.

Cuando Blackberry rompió el mercado con su equipo con teclado QWERTY, se vió como algo natural pues era la forma mas simple y rápida de escribir mensajes y eso que ya existian los móviles de pantalla táctil. Entonces vino Apple con su iPhone y dijo que en pantalla es mejor y bastó para cambiar el mercado. Desde ese momento, los directores de las operadoras están buscando el siguiente “iPhone” que cambie todo. Lo mas interesante es que Apple no suele ir ni al CTIA ni al MWC.

Es por eso que todas las compañías tratan de ser lo más creativas para convencer al mundo que ellos son la siguiente ola, dejando a veces el tema principal de lado: la usabilidad.

Este año la novedad es la pantalla que se dobla y resulta que ya había sido presentada el año pasado y este año hay dos empresas grandes presentando un modelo. Con un precio aún mas alto que una laptop top, estos equipos aún no han demostrado ser realmente prácticos demostrando que esa palabra fue dejada de lado hace mucho tiempo.

He visto pasar casi todos los modelos de teléfono celular: con teclado, sin teclado, con teclado rebatible, con teclado en pantalla, con pantallas inmensas y demás y les puedo decir que podrán ser más rápidos y bonitos pero no aportan en facilidad de uso.

Como siempre, la pared contra la que chocan será siempre la decisión del comprador final, porque ya van muchos años donde hemos pagado en exceso por tener un teléfono bonito cuando ya es tiempo que nos den uno que sea práctico.


El siguiente escenario para no ir a la nube es cuando todo apunta a ser un costo adicional. Todo parece estar bajo control en nuestro datacenter y nuevos desarrollos es algo que simplemente no pasa. Esto es algo que todos en la empresa sienten y por lo tanto, invertir en cambiar o mejorar no se ve como algo útil.

Hay muchas variantes en este escenario pero uno que he visto muy seguido es que el grado de automatización en estos casos es muy bajo. En otras palabras, todos aceptan manipular grandes archivos de Excel en sus computadoras, o que una persona se dedique a recibir archivos de externos para verificarlos y subirlos a algún sistema interno. Automatización no existe o incluso es una mala palabra.

Escenario 3: Todo anda bien

Son varios miedos los que se juntan aquí, a pesar de que la respuesta común es “Estoy bien”, realmente se trata del miedo a cambiar, a pesar de que muchos procesos internos puedan ser “automatizables” o son hechos “a mano”.

La automatización es que esas tareas que las hace una persona, ahora las haga un programa o un “robot”. Significa que la persona queda libre para hacer otras cosas, o como muchos temen, ya no es necesario.

El punto es que lo que hoy anda bien, no servirá por mucho tiempo porque todos los demás están cambiando y mejorando, por lo tanto, cuando todo está bien, es el mejor momento para mejorar. Ahora, ciertamente habrán personas que tendrán menos trabajo operativo, pero debe verse como la oportunidad de que vean cosas mas interesantes o nuevas, como nuevos servicios.

En este caso la estrategia es identificar procesos completos que tengan un inicio y un fin. En este camino, identificaremos aquellos procesos y tendremos que listar todos aquellas validaciones, controles y operaciones que realiza el operador para documentarlas y automatizarlas. Aquí es donde ofrecen soluciones basadas en “Robots” (RPA) pero eso no quiere decir que sea la única alternativa.

Aquí es donde yo suelo sugerir NodeJS, porque es fácil de aprender, potente y extensible permitiendo que esas tareas sean fácilmente automatizadas mediante scripts. Incluso, si es que tenemos un proceso que debe correr siempre, existen Process Managers que automáticamente monitorear y recuperan algún error en Node para que nuestro script esté siempre disponible.

Dado que “todo esta bien”, tenemos tiempo para experimentar y automatizar nuestras tareas en forma progresiva.

La buena noticia es que los procesos en Node también se pueden subir al Cloud.

Aquí viene un tema, si tus sistemas grandes también funcionan bien, entonces la cosa es que ahora funcionen mejor. Es el momento perfecto para pensar en NoSQL, en accesos móviles, en distribución de catálogos. Y no porque estén de moda, simplemente porque ahorran dinero. Si quieres ir grande, entonces debes entender que una consulta SQL es lo más caro dentro de tu arsenal de herramientas de TI, por lo tanto debes buscar una manera que consultar información sea lo más barato posible, empezando por aquella información que se consulta a cada rato, como aquella que sirve para llenar listas.

En el diagrama se muestra CouchDb pero puede ser cualquier otro tipo de base documental que sirva para que tus consultas ya no vayan a tu RDBMS


Cuando quise comprar un TV Led para mi casa, busqué uno que tuviera las funciones mas avanzadas y el tamaño correcto para que me durara una buena cantidad de años, y cuando lo encontré estuve dispuesto a pagar por encima del promedio. En fin, el costo de luchar contra la obsolescencia. A la semana siguiente encontré el mismo TV a mitad de precio. Comparar y verificar que eran las mismas características era simplemente echar sal en la herida.

En tecnología, esto va a suceder siempre, porque su evolución no termina por lo que el costo de obsolescencia exclusivamente puede justificar el paso a la nube.

En fin, ya revisamos la excusa 1 que en el mejor de los casos hará que se reordene el acceso a la información en una empresa. En el segundo caso, imagina que llegas a una empresa que tiene años de operación y encuentras programas que nadie sabe como pero funcionan.

Razón 2: Las cajas negras

Es por todos conocidos que empresas, incluso grandes, tengan por ahí algún pedazo de código que esté hecho en alguna herramientra prehistórica. Para los millenials, será VB 3.0 pero los hardcores sólo nos afecta si hablamos de Cobol o RPG. Simplemente ese código se mantiene en un refrigerador porque si. Este escenario es en extremo común y presenta la oportunidad mas importante.

Primero, la justificación para esto es principalmente por:

  • Es lo único que funciona en el ropero IBM que tiene mil años en la compañía. Reemplaza ropero con hardware que solo funciona con Windows 95 o XP
  • Es un código tan complicado que hacerlo de nuevo no se puede

En el primer caso, hay que hacer una aclaración: Si tu software es para gestionar una máquina local entonces se queda local. Eso pasa con la gestión de impresoras de alta velocidad, o controladores o equipo especializado que tiene que ser alimentado por información de la empresa. Eso no se toca. Todo lo demás si.

Si lo que sucede es que tenemos un programa de planillas que está sólo corre en una computadora Burroughs ( alguién usa eso aún??) , la oportunidad de cambiarlo y subirlo a la nube es gigante, porque o se está pagando un altísimo plan de soporte a alguien o simplemente está ligado a una persona que aún sabe como usarlo. En ambos casos, el costo es inmenso y justifica actualizarlo.

El segundo caso es similar, o lo cambias ahora, o lo pierdes. En algunos casos lo consideran un “Hardware”, es decir, automatizan la entrada y la salida de datos solamente y lo dejan como una caja negra. Es una solución temporal. La sugerencia es ir replicando pedazo por pedazo a una plataforma nueva.

Lo principal es gestionar estas cajas negras, identificando las fuentes de datos y la información que entregan, ya que con los años, se convierten en conocimiento obsoleto que incluso no concuerda con los manuales, ya que es un hecho de que cambiaron en el camino o simplemente se perdió el manual.

Entendamos que el reemplazo o renovación de estos sistemas no es porque sean malos, el tema es que el mantenimiento se hace cada vez mas caro y es posible que en algún momento simplemente dejen de funcionar, o que no consigamos un técnico que aún conozca esas herramientas.

La atención se debe poner a estas tres capas:

  • Datos: Si vas a elegir una base de datos, que sea una que te asegure soporte por largo tiempo
  • Reglas de negocio: En la medida de lo posible separadas de los datos.
  • Front end: todas las formas en la que presentas tu información para manipularla.

Algo viejo pero aún sirve para organizar el software que tenemos, y así podemos enfocar la migración en las capas de Front end y reglas de negocio.


Seguramente escuchas música con tu celular y tus audífonos y pensarás que es una buena manera de ir por la calle o en la oficina. Si estás contento con la calidad del audio déjame decirte que esa calidad es probablemente muy baja.

La música es en su origen analógica, pero por temas prácticos la convertimos en digital para poder tenerla en nuestros equipos móviles o en las computadoras. Es por esta razón que los puristas del audio aún siguen prefiriendo los tornamesas y los discos para cuando quieren la mas alta calidad de audio.  También es por esta razón que nuestros aparatos requieren de un componente para convertir el contenido digital de tu MP3, FLAC, ALAC o cualquier otro formato de música que tengas, a una señal que finalmente escuchas por los audífonos o parlantes. La noticia es que ese componente es muy malo en la mayor parte de dispositivos por lo que es muy posible que no estemos obteniendo la mejor calidad de audio.

Ahora veamos la solucion: La cadena de calidad.

Para obtener la mas alta calidad de audio debemos considerar todos los elementos de la cadena: la fuente – la conversión – el amplificador – el parlante.

La fuente: Si tu archivo es un MP3 que te bajaste de Internet es muy probable que sea muy malo. Servicios de música como Apple Music, Deezer o Spotify utilizan formatos HD como ALAC, FLAC y los fanáticos están usando DSD. Mientras mayor calidad, mayor tamaño del archivo. Si quieres alta calidad de audio, tendrás que esperar archivos mas grandes.

La conversión: La información digital se tiene que convertir a analógico para el que existe un componente denominado DAC (Digital to Analog Converter). Hay equipos que tienen un DAC mas o menos aceptable pero en general la regla es que cualquier DAC externo es mejor que un DAC interno. Los DAC externos los hay de todo precio y la ganancia en calidad es notable. Se caracteriza porque la conexión es a través del conector de datos (OTG para Android, Lightning para IOS y USB para la computadora)

El amplificador: La señal de audio analógico puede ser muy detallada pero no necesariamente en el nivel de volúmen adecuado ya sea porque fue mal grabada la fuente o el DAC es muy limitado. Es por eso que el Amplificador se encarga de nivelar las ondas analógicas. Dado que ya están manipulando la onda, por lo general también aprovechan para modular la señal incluso se suele combinar con un DAC para tener una solución única de conversión. Así que si tu música te parece que suena muy baja, es porque necesitas un amplificador. Se caracteriza porque se puede conectar mediante el jack de audio o por Bluetooth y no requiere una conexión de datos con el dispositivo.

El parlante: Aquí me refiero a cómo escuchamos la música, y puede ser por tus audífonos como por un parlante. Para muchos, es la forma más simple de mejorar el audio que escuchamos, la realidad es que es la mejor forma de botar el dinero. Puedes tener audífonos que pueden llegar a costar miles de dólares pero como ya expliqué, no hará nada para mejorar una señal de audio de mala calidad ni para amplificarla. Ciertamente hay audífonos que se escuchan mejor que otros pero es por su configuración base lo que no asegura que nuesta música se escuche bien en cada ocasión o que estemos obteniendo toda la calidad que se brinda en los demás elementos de la cadena.  Como un caso especial, hay algunos audífonos que si mejoran la señal que reciben ya que integran un DAC/Amp lo que los hace sonar muy bien y pueden agregar funciones interesantes como cancelación de ruido externo y amplificación.

Todo este lío se puede simplificar en lo siguiente:

  • Busca tu música de una fuente confiable. Si te los bajas de Internet, no te bajes los más pequeños, busca los más grandes. Si usas Deezer o Spotify, prueba las subscripciones pagadas que te dan la opción de audio de alta calidad.
  • Compra un DAC/Amp. Cómo dije, hay de todo precio y el salto de calidad es notable. Por ejemplo, Fiio K1  para equipos Android (no olvides comprar tu adaptador OTG) y el Fiio i1 para iPhone, ambos tienen un precio manejable y en el caso del Fiio K1 puede servir también para mejorar el audio de tu computadora.
  • Invierte en tus audífonos. Hay varios tipos y tamaños pero la sugerencia es :
    • Si vas a estar en la calle o en ambientes ruidosos: Cerrados que cubra todo el oído o dentro del oído. Cualquier Sony cerrado hará la tarea y en el caso de compactos el Xiaomi Piston 3
    • Si vas a estar en un ambiente cerrado: Abiertos definitivamente y un buen comienzo puede ser el Xiaomi Hifi

Lo mas importante es que empiecen desde lo básico y que luego vayan mejorando su cadena. De nada sirve tener unos audífonos muy caros si es que no tenemos un buen DAC o amplificador, o si usamos unos mp3 de baja calidad. Siempre se escucha el componente de menor calidad, así que compren con calma.


Dirección: Av La mar 918. Miraflores

Precio: Alto

IMG_1233.jpg

Acceso: Hay que dar unas vueltas para llegar a La mar pero bien, lo malo es que el estacionamiento es en la calle y no hay mucho, así que otro punto para venir en bici.

IMG_1232.jpg

 

Espera: Ninguna. Pero tienes que pedir en la caja. Así que vente con alguien para que te asegures la mesa.

 

Atención: Buena, demoran algo porque todo lo preparan al momento.

IMG_1230.jpg

Calidad: Alta. El pan es la estrella y cumple. El café es un tema resuelto así que una grata sorpresa son los extractos por si quieres comenzar fresco el día: combinar verduras con frutas es la clave. Los sandwiches están bien preparados y el pan los resalta, eso si, una característica es que el pan es algo rústico por lo que la corteza crocante que me encanta puede ser un fastidio para algunos, un pan de yema tradicional no se ve, por algo esto se llama “El pan de la chola”. No te confundas porque igual es super pan que hasta sólo con mantequilla quedaría bien.

IMG_1231.jpg

En contra: Creo que cambian la carta según la hora porque no encontré ningún pan dulce, aunque no lo extrañé siempre hay gente que le gusta su dulce por las mañanas.

Puntaje: 3.5 de 5

¿De acuerdo con la lista?: Si, pero ven con tiempo para disfrutar tu pan con calma.

SoundtrackDia 05: El pan de la chola

Gear: 

Next Page »



%d bloggers like this: